26 de septiembre de 2016

¡Por unas terceras elecciones que acaben con el bloqueo!

Se  acercan las terceras elecciones;  después vendrán las  cuartas, las quintas y las siguientes a las siguientes si los políticos no lo remedian. Y no lo harán porque no les interesa, como  veremos.

Recuperemos  ahora los resultados de las tres últimas convocatorias:
Elecciones Generales en España: 2011, 2015  y  2016.  Escrutado al 100%
AÑO.......... 2011 %
2015 %

2016
%
TOTAL CENSO 35.779.491
  NºD  
 36.511.848

NºD  34.342.818           NºD
NºVotantes 24.666.441 68,94
25.438.532 69.67
 24.161.083  69,84
Abstención 11.113.050 31,06
11.073.316 30,33
 10.435.955 30,16
Votos válidos 24.348.886 98,71
25.211.313 99,11
23.935.195 99,07
Votos nulos 317.555 1,29
227.219 0,89
     225.888   0,93
Votos en blanco 333.461 1,37
188.132 0,75
     178521   0,75
V. Candidaturas 24.015.425 98,63
 25.023.181 99,25
 23.756.674  99,25

PP 10.866.566 44,63   1867.236.965 28,71  123 7.906.185 33,03 137
PSOE 7.003.511 28,76 1105.545.315 22,00 90 5.424.709 22,66 85
PODEMOS 0 0,00 0 5.212.711 20,68 69 5.049.734 21,10 71
CIUDADANOS 0 0,00 0 3.514.528 13,94 40 3.123.769 13,05 32
IU-Unidad Pop. 1.686.040 6,92 11 926.783 3,68       2 0 0.00 0
UPyD 1.143.2254,70          5 155.153 0,62       0 50.282 0,21 0
CiU//DiL-CDC 1.015.691 4,17        16 567.253 2,25       8 481.839 2,01 8
Amaiur /Bildu 334.498 1,37         7  219.125 0,87       2 184.092 0,77 2
OTROS PARTIDOS  CON REPRESENTACIÓN PARLAMENTARIA

 AÑO 2011
PNV: 324.317 (1,33%): 5 Diputados. ERC: 256.985 (1,06%): 3 Diputados. BNG: 184.037 (0,76%): 2 Diputados. CC: 143.881 (0,59%): 2 Diputados. Compromis: 125.306 (0,51%):1 Diputado. FAC: 99.473 (0,41%): 1 Diputado. GBAI: 42.415 (0,17%): 1 Diputado.
AÑO 2015.  


PNV: 302.316 (1,20%): 6 Diputados. Pierde 22.001 votos ((0,13) y gana 1 Diputado.
ERC: 601.782 (2,39%): 9 Diputados. Gana  344.797 votos (1,33) y 6  Diputados.
CC: 81.917 (0,32%): 1 Diputados. Pierde  61.964 votos (0,27) y 1 Diputado.

AÑO 2016

PNV: 286.215 (1,20%): 5 Diputados.
ERC- CATSI: 629.294 (2,63%): 9 Diputados.
CCA-PNC: 78.080 (0,33%): 1 Diputado.

Con estos datos anteriores podemos extraer algunas conclusiones:

La mayoría absoluta del PP en 2011 dio la estabilidad necesaria para mejorar la herencia de Zapatero. El 20-D trajo incertidumbre. Rajoy ganó  con 123 diputados  pero fue  insuficiente, por lo que renunció a la investidura. Pedro Sánchez con sus escuetos 90 diputados buscó su propia solución personal. Trabajó el apoyo de Ciudadanos y consiguió  el sí de sus 40 diputados, y el único de CC, pero ninguno más. Con los 131 totales fracasó en su ilusa y fantasmal pretensión. Buscó un centro  equidistante entre PP y Podemos,  malinterpretó el viejo proverbio “In medio consistit virtus quando extrema sunt vitiosa” al calificar de extremo a uno de sus límites y no a sí mismo, inaugurando el limbo de los fatuos frustrados a la Presidencia.
Su error abrió las puertas a las nuevas elecciones del 26-J, en las que el PP fue el único que ganó votos y diputados. Con los actuales resultados, obviando a los separatistas, sólo caben cuatro combinaciones posibles  para formar gobierno:
a)    PP + C´s + PSOE (LA GRAN COALICIÓN): 137 + 32 + 85 = 254 DIPUTADOS.
b)    PP + C´s  + CC (CON LA ABSTENCIÓN DEL PSOE): 137+ 32 + 1= 170 DIPUTADOS
c)    C´s + PSOE + PODEMOS = 32 + 85 + 71 = 188 DIPUTADOS
d)    PSOE + PODEMOS  = 156 DIPUTADOS (NECESITAN A LOS SEPARATISTAS).

Ante esta situación, los partidos han realizado sus propuestas y publicado sus decisiones:
1.- El Partido Popular se cree con el derecho a gobernar por ser la fuerza más votada, aunque represente una mayoría insuficiente. Consecuentemente propone las opciones a) y b).

Independientemente,  en su Programa de Gobierno entregado a los otros partidos, páginas 42-43, establecía:

"5.5. Finalmente, y en el marco del refuerzo del vínculo democrático entre los ciudadanos y sus representantes, para ampliar la confianza de los ciudadanos, en su país, en sus  instituciones y en las administraciones.
 - Promover una reforma electoral para que gobierne la lista más votada en el ámbito municipal.
- Favorecer la participación electoral de los españoles residentes en el exterior (voto CERA) mejorando el procedimiento actual.
- Compromiso de respetar la costumbre de que sólo forme gobierno la opción más votada."


En ambos casos, si la lista más votada carece de los apoyos suficientes para gobernar está condenada al fracaso y a la inestabilidad. El PP despreció la oportunidad de reformar el sistema electoral cuando pudo. Ahora no será tan fácil hacerlo.
2.- Ciudadanos (C´s) posibilitaría la opción a) de la "Gran Coalición".  En un principio proponía la abstención en una segunda votación. Pero llegó a un acuerdo con el PP y apoyó a Rajoy en las dos votaciones. Dado que el PSOE no se abstuvo y votó en contra, la investidura de Rajoy salió fallida
3.- PODEMOS votará siempre contra el PP y propone una coalición con el PSOE, e incluso últimamente con la suma de Ciudadanos.
4.- El PSOE votó y votará siempre  contra el PP. Se mantiene en su “NO es NO”. Pedro Sánchez Pérez-Castejón quiere llevar su “No” hasta el final: No a la investidura de Rajoy y no a su Gobierno. Para defender su negativa ha recurrido a un nominalismo ideológico decimonónico: “Si las derechas dicen No al PP, ¿Por qué la izquierda va a apoyar a la derecha?”.
No importa que Rajoy ofreciera negociar sobre los pactos propuestos por el Comité Ejecutivo del PSOE: “NO sigue siendo No”, callando esta vez “qué parte del NO no entienden”.
Es comprensible y lógico que los 85 diputados socialistas no apoyen al Partido Popular. Si además de haber sufrido tan estrepitoso fracaso electoral ahora tienen que respaldar a sus adversarios, la humillación sería doble y doblemente responsable Pedro Sánchez Pérez-Castejón. Aunque no se cansan de pregonar que el PSOE es la alternativa a la derecha del PP, saben de sobra que con esa exigua cantidad menguante de su grupo,  poco pueden hacer salvo bloquear sin ofrecer una alternativa real y creíble.
 Ante la posibilidad, amenaza y chantaje, dicen desde el PSOE, de unas terceras elecciones, el horizonte sigue borrascoso y  el “No es NO” sigue siendo “NO”. 
"Mariano sigue en su estrategia de presión, pero no afecta en nada a nuestra posición… no a una gran coalición, no al PP, no a Rajoy, no a negociar nada de nada, ni hablar sobre documentos, ni a abrir mesas de diálogo. La izquierda no va a apoyar a las derechas. No vamos a apoyar aquello que queremos cambiar".

Para salir del atolladero en el que nos han metido, PP, C´s y PODEMOS han propuesto sus particulares soluciones, mientras que PSOE se ha callado esta vez después de la experiencia sufrida. No se sabe bien si espera una segunda oportunidad, tras el  fracaso de Rajoy, presentándose con PODEMOS y el apoyo encubierto de los separatistas.

La coalición propuesta por PODEMOS coincide con la del Manifiesto “Por un Gobierno de Progreso. Por un acuerdo de PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos”, y anteriormente analizada en este blog.


Todos los partidos políticos saben que nos encontramos en un callejón sin salida, en el que nadie cede y nadie quiere “traicionar a sus votantes ni sus principios ideológicos”.

Todos saben que en unas terceras elecciones la variación de los resultados no sería determinante, y el bloqueo seguiría siendo el mismo.

Todos saben y son conscientes de que la situación puede repetirse una y otra vez…

Todos saben que existen sistemas electorales en los que lo bloqueo es inexistente.

Y todos saben que pueden ponerse de acuerdo en una reforma electoral e inmediatamente acudir a unas nuevas elecciones que acabe de una vez y por todas con semejante bloqueo. Saben y pueden,  pero no quieren. Ese es su pecado y esa es nuestra penitencia.

Si en vez de decidir los Comités Ejecutivos de los partidos sobre los apoyos o no apoyos lo decidieran los ciudadanos en una votación a segunda vuelta entre dos mayoritarios, por ejemplo, los partidismos perderían pero la democracia ganaría acercándose al ansiado deseo de “un hombre, un voto”  decisivo para que gobierne un claro ganador...

 Pero esto es sólo una opinión.

19 de septiembre de 2016

La negación de soluciones confirma las razones del fracaso

En la entrada anterior pudimos comprobar la carencia de alternativas del PSOE,  expuestas por Óscar López  en la referida entrevista , al bloqueo institucional que sufre la nación española. Hoy veremos otras respuestas que nos acercan un poco más a una personalidad tan rica y dicharachera…

1.-  “Y volviendo a Zapatero, él combatió como nadie las políticas de la derecha”.

Por los resultados  se ve que  ZP  no obtuvo demasiado éxito. En 2011, el PSOE recogió el fruto del combate de ZP: 7.003.511 votos (un 28,76 %) y 110 diputados frente a los 10.866.566 devotos del PP,  (el 44,63 %) y 186 diputados. Con esos datos en la mano, o fracasaron ZP y  PSOE o sus políticas de la izquierda, o todos en conjunto. Y aún fueron peores con Sánchez en 2015, y de récord en 2016.  El gran mérito de Óscar López consiste en hacer fácil lo difícil y bueno lo malo. Dos solos indicadores lo demuestran:



Lo mismo que los resultados electorales no engañan,  los números tampoco lo hacen en este trabajo: “2003-2011: Las cifras del desastre”. No cabe duda  de que Óscar López puede terminar siendo un magnífico contador de las gestas políticas del evanescente Zapatero y sus combativas políticas, a poco que lo intente.

2.- “Lo que sé es que Rajoy es un irresponsable”.  

Además de un  “indecente”, un “irresponsable, y muchas más cosas. Con ese bagaje no puede continuar siendo Presidente, desde luego...

3.- “Discrepamos de las políticas del PP, no es una cuestión personal. Ahora bien, Rajoy tendría que haber dimitido hace tres años por la corrupción de su partido. Se lo pedimos cuando conocimos los SMS a Luis Bárcenas. Rajoy es un problema en sí mismo”.

Se supone que el PP también discrepa de las políticas del PSOE, como lo hace la mayoría de los ciudadanos  cuando no vota socialista.  Asegura el Sr. López  que no existe ninguna animadversión personal hacia el “indecente e irresponsable Rajoy”. El día que la haya, la lista de calificativos hará historia.

Se echa de menos alguna  expresión ejemplarizante que complete su petición de dimisión  por corrupción en la línea de “como así lo hizo el Sr X, y muchos otros dirigentes socialistas como…”.

4.- “Yo, como portavoz del PSOE, me debo a los acuerdos que toma el PSOE, y es votar que no”.

Él mismo se presenta como “Oscar López Águeda @oscarlopeztwit Senador socialista en representación de Castilla y León. Portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Senado”. Sin embargo, ese título honorífico que se atribuye, portavoz del PSOE,  no parece existir en la estructura organizativa socialista.

La verdad es que representa, más que a Castilla y León, al Grupo Socialista de las Cortes de esa autonomía. Es Senador designado desde 2014. Los ciudadanos no le han votado a él directamente, ya que esta vez ni siquiera se presentó para no empeorar aún más su fracaso anterior.

5.- “La crisis económica de 2008 fue brutal y nos pilló gobernando…En estas elecciones del 26-J, teniendo un mal resultado, se cruzó un cabo de Hornos, Ha llegado el momento de que el PSOE pare un poco, reflexione desde la oposición y vuelva a construirse como un partido de mayorías claras, sabiendo que hoy gobierna en más comunidades y ayuntamientos. Si no existiera Podemos y no hubiera trabajado para debilitar a la izquierda, el PSOE podría haber ganado las elecciones”.

- Crisis: hablar de errores sin citarlos es una forma de ocultarlos. No supieron prevenirla, no la reconocieron en su momento, y tampoco la afrontaron debidamente. ¡Asunto de mala suerte! Antes de las elecciones de 2008 no había crisis, y una vez hechas, apareció en todo su esplendor, por lo que tuvieron que adelantar las siguientes y perderlas estrepitosamente.

- El resultado de las elecciones del 26-J no fue malo para el PSOE. Fue el peor de su toda su historia, pero eso ni cuenta ni tiene importancia porque ganaron "los partidos del cambio".

- Es cierto que el PSOE gobierna en más comunidades y ayuntamientos, pero no por sus propios votos y méritos. Lo hace con cualquier partido que pueda desplazar del poder al Partido Popular.

- Se ve que a Óscar López le ha dado un ataque de optimismo desmesurado. En 2011 el PSOE perdió por goleada, en 2015 empeoró y en 2016 lo remató. Pero va camino de una mayoría clara, ¡si desaparece Podemos!  Y si desaparecen los demás  partidos, ¡seguro!

6.- “Nunca había se había producido una división de la izquierda como esta, nunca había habido tantos partidos como ahora. No se pueden comparar estos resultados con otros. Estamos en otro mundo diferente al que había antes. Pedro es una persona seria, honesta, trabajadora, comprometida, con un currículum extraordinario, perfecto para liderar el PSOE y hacer de él un partido de mayorías”.

- En realidad, se declaran de izquierdas dos partidos,  PSOE y PODEMOS (10.474.443 votos, 43,76%). Los del bloque, PP y C´s suman 11.029.954  votos,  46,08 %.

- No se entiende bien que un líder tan carismático como Pedro Sánchez, adornado de tantas virtudes  como dice el Sr. López  sufra un fracaso tras otro, empeorando el último al anterior.

- Si el valor de las lisonjas con las que Óscar López obsequia a Pedro Sánchez  se mide en función del liderazgo demostrado en su participación electoral en Castilla y León, flaco favor le hace. Si se recuerda el dicho latino “Similis Similem Sibi Quaerit”, veremos que entre fracasados anda el juego, aunque ninguno lo reconozca y ambos lo consideren un éxito. 

- En 2011, Óscar López encabezó la candidatura del PSOE a las Cortes de Castilla y León, obteniendo 29 Procuradores de 84, mientras que el PP de Vicente Herrera consiguió 53 Procuradores. Toda una tarjeta de presentación. 

Curiosamente, desde dicha entrevista, y una vez pasada la investidura fallida de Rajoy,  el locuaz don Óscar ha permanecido en silencio, alejado de las cámaras y ahorrándose meteduras de pata. ¿Estará intentando lograr una gran coalición de los "partidos progresistas y del cambio" entre  bambalinas ?

12 de septiembre de 2016

"PAUSA PARA APLAUSO"


Estaba cantado: Rajoy no saldría investido, y vuelta a empezar. Sólo contaba con C´s, CC y los suyos. Total 170 diputados a favor y 180 en contra. Si se celebraran unas terceras elecciones y los resultados fueran semejantes, ¿cuál sería la solución?

Los políticos esperan que los ciudadanos cambien el sentido de su voto porque piensan que el pueblo es más voluble que las ideologías de los partidos, y los ciudadanos se preguntan que por qué han de hacerlo si han votado al líder y al programa de sus preferencias. Si nadie se mueve, ¿Quién debe decidir, los partidos o los ciudadanos?

Habla nuestro colaborador, José Tomás Cruz  Varela, de  ciertos personajes que han rodeado a Rajoy y le han amargado el descanso. El caso del Sr. Soria ha sido una torpeza más, cuyo final aún no se ha escrito. Torpe Rajoy, torpes sus consejeros y torpes los beneficiarios, y perjudicados todos ellos.

"PAUSA PARA APLAUSO"
 
Ver la cara de Rajoy el pasado viernes, 2, sentado en su escaño y escuchando las intervenciones de los distintos oradores desde la tribuna, fue un verdadero poema. Su adusto gesto y mirada extraviada eran la viva representación de la frustración, como estar viviendo y padeciendo algo inaudito tras aguantar descalificaciones, críticas, insultos y acusaciones de lo más variado. Y todo ello, acompañado de aplausos atronadores que imaginamos le estarían destrozando autoestima y tímpanos. Tanto es así que al final del suplicio a que fue sometido renunció a replicar a los distintos portavoces de los grupos, abandonando el hemiciclo y eludiendo contestar a ni una sola de las preguntas que le lanzaban los periodistas. Sin duda, lo soportado por Mariano Rajoy en la segunda y definitiva votación de su investidura, posiblemente suponga uno de los momentos más desagradables de su ya dilatada carrera política, un ensañamiento que  cabría cuestionarse hasta que punto era necesario. Una cruda realidad vivida por el Jefe del Ejecutivo, que hace cuatro años accedió a la presidencia del Gobierno con una aplastante mayoría absoluta.

Por su parte, el Secretario General del PSOE, tras terminar su durísima intervención, demostró continuar obsesionado con sus ansias de poder y declarándose contrario a unas terceras elecciones con el consiguiente peligro para para el PSOE, recurriendo una vez más a su mantra preferido, consistente en reunir a las "Fuerzas del cambio", vinculándose Podemos y con la abstención de Ciudadanos, aunque ello le suponga la asunción de pactos indeseables.

Aunque parezca mentira, existen muchos españoles que ignoran que vivimos sin Gobierno al no percibir diferencia alguna, y otro amplio colectivo que desde hace años  viene preguntándose para que sirve, si bien reconocen que cuando los diputados acuden al Parlamento observan un disciplinado  respeto con las llamadas "pausas para aplauso". Todo un ejemplo de coordinación en lo relacionado con la iniciación, intensidad y duración del mismo, demostrando que en esta ruidosa manifestación  destacan en primer lugar los socialistas seguidos a cierta distancia por los populares. Posiblemente ello obedezca a que la social-democracia interprete que con  sus acompasadas palmas añadan mayor coherencia a las propuestas de su líder, que ya de por sí utiliza un tono de voz bastante elevado. Manifestación de júbilo perfectamente controlada por el portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, igualmente ambicioso como su jefe y versión pobre de Pérez-Rubalcaba.

No olvidemos igualmente que según todos los sondeos de opinión y desde hace años, los españoles consideran a la clase política carpetovetónica como el tercer problema del país en una escala de 1 a 10. Quizá en el momento actual la puntuación sería algo peor a tenor del circo que han montado desde hace ocho meses largos, sin domador y con un pléyade de payasos que solo se manifiestan acústicamente, pero que cobran religiosamente con cargo a nuestros bolsillos. Sobre la categoría del elenco político actual y sin discriminaciones partidistas, la opinión ciudadana coincide en que a nadie convencen. En general y sin calificar a los partidos nacionalistas, la consideración de los cuatro restantes en función de los votos, sería más o menos la siguiente: un partido de pijos, corrupto y amedrentador, un partido de rojillos, cabreado y cargado de problemas, un partido con mucho demagogia, antisistema y trasnochado y, finalmente, un partido bisagra, acomodaticio y oportunista. Obviamente y como país democrático cada cual puede utilizar los adjetivos a gusto del consumidor...

Puestos a juzgar, el primer error o uno de los más criticables radique en nuestro actual sistema electoral. Cada cuatro años se suscita y defiende la posibilidad de modificarlo, pero como al partido ganador no le interesa todo queda en buenas intenciones. La ausencia generalizada de un liderazgo real, más destacada en algunos casos es otro de los grandes impedimentos. Parte de la culpa del bloqueo actual, en opinión de los entendidos, es debida a la animadversión personal entre Rajoy y Sánchez. Tras su famoso debate, el haber cruzado insultos tan groseros como llegar a llamar "indecente" al contrario es algo que difícilmente se pueda olvidar. En otro sentido, atemorizar y asustar a los ciudadanos no es una buena estrategia, hoy día están considerados como un métodos rancios y escasamente eficaces. Reconozcamos humildemente que Rajoy no ganó las elecciones en el 2011 sino que las perdió el PSOE por la ineptitud manifiesta del nefasto contador de nubes, o sea, Rodríguez Zapatero, político que últimamente se desplaza a Venezuela con cierta frecuencia sin que los españoles conozcan con que fines, cual es su cometido, el resultado de sus gestiones y con cargo a quien realiza tales viajes. 

La repetición de la votación de investidura, realizada por imperativo legal, no aportó absolutamente nada, al margen de los consabidos enfrentamientos a que nos tienen acostumbrados. La única y relativa novedad consistió en las duras críticas de Pedro Sánchez (PSOE) sobre la desastrosa  gestión realizada por Rajoy en la pasada legislatura y añadiendo la consabida necesidad de recurrir a las fuerzas que representan el cambio, pero sin aportar soluciones para superar el la compleja situación en que nos encontramos y lógicamente, todo ello dirigido por Secretario General del PSOE, con la colaboración de los llamados partidos emergentes, Podemos y Ciudadanos. Sin explicar el contenido del citado cambio y tras haber derrotado a Rajoy en el Parlamento. Inicialmente, la propuesta Del líder socialista no pasa de ser una nueva idiotez, considerando que un acuerdo entre Podemos y Ciudadanos es inviable. De donde se deduce que con su propuesta, la pretensión es ganar tiempo en base a las discrepancias existentes en su partido, y de paso, tratar de demostrar que los socialistas no son los culpables de una tercera convocatoria electoral en diciembre. Por el momento seguimos estancados en el mismo dédalo, en el que nadie quiere acudir a nuevos comicios pero que a su vez todos impulsan...

Como final, don Mariano, se impone el aclarar y cuantos antes, como se ha generado el inoportuno nombramiento del ex ministro del PP,  José Manuel Soria, y nada menos que para un alto cargo directivo en el Banco Mundial  con una retribución anual de 226.500 euros libres de impuestos, lo cual choca frontalmente con el acuerdo de regeneración democrática firmado con Ciudadanos, comprometiéndose a combatir la corrupción. ¿Lo recuerda? Tan desdichada decisión, rechazada por la ciudadanía, partidos de la oposición y varios dirigentes del PP  está destrozando toda la labor realizada por cientos de cargos  empeñados en presentar otra imagen del partido.

Como era de esperar ya han comenzado a llover durísimas críticas de todos los partidos y con mayor crudeza del PSOE, poniéndole en bandeja a su líder la falta de rigor y seriedad reinante en el PP que ya está utilizado de cara a las elecciones autonómicas gallegas y vascas. La dirección los populares ha informado que no hay razones para preocuparse tranquilizando a sus militantes, votantes y simpatizantes, toda vez que la secretaria general del partido, Dolores Cospedal García, ha quedado responsabilizada de justificar la correcta actuación del Gobierno, lo que supone garantía de éxito por su alta preparación, profesionalidad y especialización en temas de alta complejidad, como lo fue su día el "caso Bárcenas", felizmente resuelto con el famoso y original "finiquito en diferido". En definitiva y ya más en serio, otro feo asunto para los populares y en momentos altamente delicados. Existen fidelidades que matan....¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente. 

 José-Tomás Cruz Varela

5 de septiembre de 2016

Lo que Óscar López anunció, Pedro Sánchez confirmó...votando NO

 No hubo sorpresas y parece que tampoco las habrá en un posible segundo intento de RajoyPedro Sánchez se esforzó demasiado en averiguar qué parte del "No es No" no habían entendido los populares, sin darse cuenta que el candidato, con mayor experiencia, lo había captado a la primera, por lo que sobraban muchas de reiteradas palabras. Con su postura,  fruto de la coherente firmeza que proclama y del empecinamiento según otros, cumplió en su totalidad lo que Óscar López había anunciado que sucedería en  su  entrevista con el  “El Confidencial” de unas días antes.

Las declaraciones del Portavoz del PSOE en el Senado resultan muy interesantes, una vez pasado el debate de investidura, por lo que dijo,  cómo lo dijo, y lo que no dijo y se esperaba que dijera.  Es fácil entender  por qué su "NO es No" a la investidura se confirma y difícil comprender que su "NO" a unas terceras elecciones se cumpla.

La verdad es que Oscar López no ha escatimado  palabras ni se ha mordido la lengua. Ha dicho lo que ha querido decir  sobre lo que pretendía decir: que el PSOE no apoyaría jamás la investidura de Rajoy y menos a un Gobierno suyo o del PPY que el “NO es NO” del PSOE seguía siendo NO. Podía haber justificado con brevedad y rigor su postura del NO en esta situación, pues están en su derecho de adoptarla y mantenerla  de acuerdo  con sus intereses, pero no lo ha hecho y Pedro Sánchez le ha seguido la ola. Lo más frustrante de la entrevista es  su incapacidad de aportar soluciones y reformas que eviten en un futuro el actual problema  de bloqueo e ingobernabilidad. La pedagogía política que exhibe no tiene desperdicio en en el  siguiente selecto florilegio.

1.-  “Es obscena la campaña de acoso al PSOE puesta en marcha por el PP para presionarnos. Pero esa campaña no va a dar resultado… La derecha en general, y no pongo nombres y apellidos, está en una campaña obscena de acoso al PSOE para que gobierne Rajoy”.

La  adjetivación forzada y reiterada resulta  cansina. Desde el PP consideran  que ya son demasiados meses los  transcurridos con un gobierno en funciones  y sin  un Parlamento activo  y que esa situación conlleva  irrelevancia de España en asuntos internacionales; que Patxi López obtuvo un apoyo positivo del PP  a cambio de nada, y el soporte de 170 síes serían suficientes para conseguir una abstención socialista, dado que ha habido presidentes elegidos con menos. Si en el PSOE  consideran que estos argumentos son insuficientes para abstenerse porque les perjudican electoralmente, los rechazan y se mantienen en el  NO dos veces y más si fuera necesario, ya que nadie  puede violentar su voluntad. Pero que se olviden del victimismo, y de su supuesta superioridad moral e intelectual, tildando de tontitos a los que no entienden todo del "No es NO".

2.- La expresión “Rajoy, por tanto, puede sumar a C’s, a Coalición Canaria, y a partir de ahí jugar con la abstención de los partidos conservadores. Y tengo una prueba empírica: la votación de la Mesa del Congreso” es contradictoria con  "La anomalía de nuestro país es que tenemos un partido incapaz de pactar con nadie".  No es posible  pactar y estar aislado a la vez. 

“Hay que preguntarse por qué nadie quiere hacerse la foto con el PP y con Rajoy”.
 Los resultados electorales confirman que hay más ciudadanos que se hacen la foto con el PP y con Rajoy que con el PSOE y con Sánchez. Y que 170 son más que 131 en los cómputos políticos....

3.- “Es verdad que el problema de Rajoy es que aunque hay una mayoría conservadora para su reelección, sigue habiendo una mayoría de cambio en el Congreso”.

Es sorprendente la autoestima que se tiene don Óscar: al “fracaso” ahora  lo llama “cambio”. A todos los perdedores, o a los que no han ganado, los agrupa bajo el paraguas del “cambio” como si todos ellos pensaran y quisieran lo mismo. Y además pretende que se le reconozca como un mago de la semántica  léxica por dotar a una colectividad  de una cualidad o de otra, según convenga: Ciudadanos -C´s- es progresista si pacta con el PSOE y conservador si lo hace con el PP. Todo un experto en ideología de situación.

4.-  “Si acepta la encomienda del jefe del Estado, cúmplala. Lo contrario sería crear un problema constitucional sin precedentes en España”.

Es una pena que tan experto constitucionalista no explique a los legos en la materia en qué consiste  tan descomunal  hipotético problema, y no comparta sus conocimientos. Problema, por cierto, que no existe, pero que debería explicar por si se presenta en un futuro.

5.- “En este país  (“antes llamado España) no ha habido gran coalición ni la va a haber. El Gobierno del PP no puede descansar en el PSOE, porque es su alternativa”.

Patxi López gobernó con el apoyo del PP sin ser coalición. ¿Qué plus de moralidad atesora el PSOE para que el PP pueda apoyarle y sea imposible a la inversa? La contundente expresión “no habrá gran coalición” confirma  que el  “Spain is different” sigue vigente.

6.- “Si renuncia (Rajoy), el problema lo tiene el país. Pero para que pueda haber repetición electoral y se ponga en marcha el reloj de la democracia, tiene que haber investidura. Y si no la hay, tenemos un problema colectivo”.

O el Sr. López tiene las ideas confusas o las tiene  muy claras y se expresa mal:
a) Rajoy no ha renunciado y se ha presentado, por lo que ha evitado el problema al país “(ante llamado…”). Se lo podían agradecer, pero no lo harán.
b) Si hubiera investidura, el Congreso de los Diputados elegiría a Rajoy y el Rey le nombra Presidente del Gobierno, por lo que no hay repetición electoral, de momento, sobrando lo del “ponerse en marcha  el reloj de la democracia”. Lo que de verdad se pondría en marcha y con normalidad sería la legislatura.
c) Rajoy no ha sido investido en su primer intento. Si no consigue serlo en un posible segundo intento o no se presenta otro candidato, se iniciará  el camino  hacia nuevas elecciones.

7.-  Unamos  ahora varias de las respuestas:
“…el escenario que marca el PSOE es que Rajoy gobierne sin depender del PSOE… Pero el escenario que tenemos encima de la mesa es el de un PP solo, aislado, con 137 escaños, sin el apoyo de nadie, sin mayoría suficiente para gobernar y para sacar los Presupuestos, y un PSOE que dice algo tan sencillo, tan natural y tan razonable como que va a votar no. A partir de ahí, el foco lo tiene Rajoy y que actúe…El PSOE va a intentar evitar que haya terceras, por supuesto que sí. Ya me pareció un desastre ir a segundas elecciones…Yo a veces pienso que el PP es el que más está haciendo para que haya terceras.”

Es obvio que el PP desee gobernar sin depender del PSOE y comprensible que éste no desee apoyar al primero. Pero no será creíble que el PSOE intente evitar unas terceras elecciones mientras no especifique qué medios empleará para lograrlo.  Mientras tanto, todo quedará en una engañosa consigna para prosélitos y crédulos simpatizantes.

El Sr. López nos debe una explicación. En las Cortes españolas coexisten hoy cuatro formaciones que suman 325 diputados (93%), de los cuales tres, en principio, carecen de veleidades con independentistas. PP y C´s suman 169 escaños ampliables a 170 con CC;  PSOE y PODEMOS cuentan con 156.  Sin los votos de un PSOE no obligado al apoyo, el primer bloque  no obtendrá 176 diputados. Si el Sr. López, don Óscar, piensa que el PP puede contar con los independentistas de ahora  a cambio de nada, debería unirse a su ínclito “contador de nubes” y esperar a que a las ranas les salga pelo en primavera. Y si cree que el partido ganador, con el recuerdo del otro Sr. López en el retrovisor,  ayudará al perdedor,  que pida a Santa Claus un paseo en trineo por Navidad.

8.- “P. ¿España puede soportar ir a terceras elecciones con los mismos cuatro candidatos? ¿No tendrían que irse; ¿Hay que revisar la Ley Electoral para que haya doble vuelta, para que el sistema funcione?
R. Cada partido es soberano y de Rajoy ya pedimos la dimisión. En el caso del PSOE, los militantes decidirán, aunque Pedro es un candidato estupendo. Se pueden hacer reformas electorales y el PSOE ha propuesto algunas de ellas, como desbloquear las listas, pero no creo que debamos ir a un sistema presidencial, que es lo que introduciría la doble vuelta. Estamos en un sistema parlamentario. La anomalía de nuestro país es que tenemos un partido incapaz de pactar con nadie. Si el PSOE tuviera 137 escaños, ya habría Gobierno. El PSOE sí fue capaz de pactar.”

- Impresionante: el PSOE puede nombrar a su candidato y pedir la dimisión del adversario que ha vencido  dos veces al suyo. Y todo ello, sin exigir que el derrotado presente su dimisión la del derrotado ni éste lo haga voluntariamente.

- El desbloqueo de las listas electorales no supone ningún avance: ese cambio permitiría a los votantes alterar el orden de los candidatos impuestos por los comités electorales de los partidos; pero el problema seguiría siendo el mismo, ya que esos candidatos habrían sido escogidos previamente de entre los más dóciles,  y a las “nomenklaturas” de los partidos lo mismo les da Pedro Juan que Juan Pedro, mientras sean obedientes al líder. Coincide con el método empleado para el Senado español, por lo que ni representa un paradigma de buen funcionamiento ni  un cambio significativo.

- La segunda vuelta no es una característica propia y exclusiva del  Sistema Presidencialista. Puede utilizarse para la elección de diputados, concejales, alcaldes o presidentes. Sirve para determinar mayorías, y para el actual caso de España podría ser la solución, dada la situación de bloqueo.

- El PSOE con “todos sus pactos” sumó 131 diputados. El PP cuenta por sí mismo con 137 y se presentó con 170; ¿de quién son los restantes?

El "No es NO" se ha cumplido. Ahora nos falta que tanto López como Sánchez nos expliquen cómo evitarán las terceras elecciones, y las cuartas, y las... ¡En sólo dos meses lo sabremos!

En la próxima entrada veremos algunas otras respuestas sobresalientes que nos acercan al personaje.