22 de agosto de 2016

SOBRAN CAMBIOS ESTÉTICOS CUANDO LO NECESITADO SON TRANSFORMACIONES PROFUNDAS

Aún no se conocía la fecha de Investidura elegida por Rajoy-Pastor, cuando nuestro colaborador José Tomás Cruz Varela escribió este artículo, en el que habla de las actitudes de Rajoy y Sánchez  ante el problema que nos acucia a los españoles. Poco importa la fecha que fijan  y mucho la solución que no llega. 

De una u otra forma, los dos están unidos a la solución y ambos podrían darla,  dimitiendo al unínoso, porque ellos son el problema. Pero ni hoy lo reconocen ni lo harán mañana. Ni siquiera desean compartir el éxito de una dimisión conjunta que haga olvidar su fracaso institucional. Ni el uno ni el otyro tienen ya salida ni cabida en el futuro. Aunque el “no” de Sánchez se convirtiera en “sí”,  la ingobernabilidad acortará la legislatura y su vida política.

===========================

SOBRAN CAMBIOS ESTÉTICOS CUANDO LO NECESITADO SON TRANSFORMACIONES PROFUNDAS
(De mi puño y tekla)

Rajoy, en su tradicional línea de siempre, continuará rehuyendo y dilatando la fecha de la investidura para intentar obligar a que Sánchez descubra sus cartas y tome una decisión. Prueba evidente de ello ha sido su último despropósito, postergando hasta  el miércoles 17,  el estudio con el Comité Ejecutivo Nacional del PP para contestar posteriormente a las exigencias planteadas por Ciudadanos, pura pantomima ya pactada y gesto muy criticado por partidos y medios cuando la urgencia es una necesidad. En efecto, unos buenos percebes bien regados con albariño, justifican perfectamente la demora y como diría el presidente hasta ayudan a pensar con mayor claridad, porque para dar paseos exclusivamente no hace falta desplazarse hasta Sansenxo.

El Jefe del Ejecutivo interpreta obsesivamente que en política, controlar los tiempos, en la mayoría de los casos supone un acierto, y negociar una investidura, tal como está el panorama, con mayor justificación. A su vez, es una manera de demostrar quien dirige  el proceso de la formación de Gobierno. Admite que debe correr algún riesgo, muy en contra  de sus profundas convicciones contrarias a cualquier tipo de aventura personal, de ahí que trate de amarrar todos los cabos, pero tanto su desesperante prudencia como forma de actuar están demostrando que  alberga ciertos temores y quizá en el fondo no le falte razón…. De ahí el que se muestre evasivo, odie asumir compromisos, se niegue a dar fechas, abuse del “ya veremos” y desconcierte a los periodistas con sus impertinentes contestaciones. Palmaria demostración de su ausencia de liderazgo.

En el caso del PSOE, huero de iniciativas, seguir manteniendo "el no es no" exhibido hasta ahora, a medida que pasan los días lo tiene más complicado, entre otras causas por la oposición interna de varios barones y otros dirigentes del Partido que se decantan por la abstención, más la incómoda presión ejercida por antiguos pesos pesados del socialismo, entre los que se encuentran: José Borrell, Felipe González, Alfredo Pérez-Rubalcaba, Alfonso Guerra y hasta el iluminado contador de nubes, Rodríguez Zapatero, que con tal de figurar se apunta a un bombardeo.

Pedro Sánchez se encuentra en un verdadero dilema y con todas las posibilidades agotadas, si en efecto, el "sí" de Ciudadanos a Rajoy está más que negociado y decidido, con lo cual al Secretario General socialista, para intentar salvar la cara, solo le serviría optar por la abstención negociando nuevas condiciones, o bien mantener el "no" y recurrir a la burda maniobra de enviar a tomar café a una docena de sus diputados durante el acto de votación, alternativas ambas que ya fueron apuntadas tiempo atrás por el citado Borrel.

Paralelamente, el ambicioso líder socialista, que viene observando un discreto silencio para evitar echarse más mierda encima, se siente abrumado con la idea de que tras el próximo Congreso General del PSOE y ya ejerciendo en la oposición, tanto Susana Díaz, carente de categoría, o bien cualquier otro barón se alcen con la Secretaria General, lo que implicaría su muerte política.

A pesar de todo, Mariano Rajoy temeroso hasta la médula, siente verdadero pánico ante una posible encerrona de última hora y fuese rechazado frustrando el acto de investidura, algo que no solo le supondría el convertirse en "Mariano el Breve", sino el tener que abandonar La Moncloa con todo tipo de mofas, befas y chascarrillos, sospecha que difícilmente podrá materializarse ya que Rajoy amarrará lo indecible para asegurarse de que no existirá el más mínimo fallo. Nada relacionado con la forma de gobernar que pueda ejercer posteriormente.

 En cuanto a Sánchez, cuyo egocentrismo no tiene parangón, es considerado como un inagotable manantial de ineficacia, al que no le ha importado nada ni nadie que no colaborase a su mayor gloria y esplendor El propio Felipe González lo define como "hombre de cortos alcances" que no ha tenido la decencia de dimitir tras haber obtenido los peores resultados de la historia del PSOE.

Aunque la consigna es cerrar filas con Rajoy y a cualquier precio, la lacra de la corrupción en el PP no desaparecerá de un plumazo. Son muchas las voces, dentro del propio partido que demandan regeneración. ¿Cómo se les explica a militantes, votantes y simpatizantes del PP todos los escándalos sucedidos en feudos como Madrid o Valencia? La pérdida de votos en las últimas citas electorales, municipales, autonómicas y generales ha sido una evidencia. Las quejas crecen y los ejemplos se multiplican. La propia Esperanza Aguirre en la rueda de prensa cuando comunicó su dimisión afirmó que "No llueve sobre mojado, llueve sobre una inundación. La corrupción nos está matando". Los escándalos se suceden y parecen compartir un mismo patrón: financiación ilegal, apropiaciones indebidas, comisiones, nepotismos. etc. etc. Barones y bases se quejan por  la crisis de ejemplaridad. Eso solamente y no otras cosas es lo que ha provocado la pérdida de docenas de miles de votos a la formación conservadora en las distintos comicios.

Por el momento todo indica que todavía quedan muchos controvertidos temas por aclarar y definir. Los españoles vivimos en plena incertidumbre y asqueados por la gestión de nuestros dirigentes políticos. La actitud de Rajoy justificándolo todo resulta bochornosa  para muchos cargos públicos. La desmoralización impera pero nadie facilita explicaciones coherentes.  Casos como: Gürtel, Púnica, Bárcenas, etc. terminarán fagocitando al PP. El “corruptómetro popular” indefectiblemente marcará el momento de castigar mordidas a cambio de contratos públicos y otras lindezas como las presuntamente practicadas, por ejemplo, por Francisco Granados, martillo de herejes corruptos del PSOE en todas las tertulias de debate a las que acudía. Ya nadie sabe cómo atajar tantos latrocinios y desbarajustes, pero paulatinamente y con calma, la Justicia con la colaboración de medios, redes sociales y cómplices arrepentidos, irá colocando a cada uno en el lugar que le corresponde y merece.
Sobran cambios estéticos cuando lo necesitado y con urgencia son transformaciones profundas, comenzando por Rajoy, responsable político y consentidor de tanto desastre. Pero, por desgracia, en aspectos importantes como los que nos agobian actualmente, no pasa de ser un dirigente borroso, con mucha experiencia y sobrado de inútil retórica cuando España, Don Mariano, necesita algo de lo que usted carece....¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.
José-Tomás Cruz Varela

15 de agosto de 2016

Una versión española de "La cigarra y la hormiga"



“La cigarra y la hormiga” es una de esas famosas fábulas atribuidas a Esopo y posteriormente popularizadas  por  La Fontaine y Samaniego. En ella aparecen dos insectos dotados de comportamientos  propios de los  humanos.  El argumento es sencillo: la cigarra  pasó el verano divirtiéndose sin preocuparse del futuro, mientras que la hormiga hizo acopio de alimentos para el invierno. Y cuando éste llegó, la divertida cigarra pidió ayuda a la adusta y aburrida hormiga, quien temiendo no tener lo necesario para las dos  se lo negó, al tiempo que le recriminaba su  holganza y el no haber cosechado para el invierno. La hormiga pasó los rigores invernales mientras que la cigarra murió de inanición. "¿Qué hacías durante el verano? le preguntó a la pedigüeña. Día y noche a quien me encontraba, le cantaba, no te disgustes. ¿Le cantabas? Me alegro. ¡Pues bien, baila ahora!" (Jean de La Fontaine, 1621-1695).

Una lectora del blog me ha enviado esta versión de la fábula con ánimo de su publicación. Quizás ya sea conocida, pero no importa. Su lectura siempre provocará una sonrisa o un exabrupto; lo mismo da porqeu nadie suele quedarse indiferente.

He aquí la citada versión a la española:
"La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano  bajo un calor aplastante. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para   el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa  el verano riendo, bailando y jugando. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su   casita donde tiene todo lo que le hace  falta hasta   la primavera.

La cigarra, tiritando, organiza una rueda de prensa en la que se pregunta por qué la hormiga tiene derecho a vivienda y comida, cuando hay otros, con menos suerte que ella, que tienen frío y hambre.

La televisión organiza un programa en vivo en el que la cigarra sale pasando frío y calamidades, y a la vez muestran extractos del video de la hormiga bien calentita en su casa y con la mesa llena de comida.

Todo mundo se sorprende de que en un país próspero como el suyo dejen sufrir a la pobre cigarra mientras hay otros que viven en la abundancia.

Las asociaciones contra la pobreza, la APPO, la Sección 22 y la Comisión de Derechos Humanos se manifiestan delante de la casa de la hormiga y la pintarrajean.

Los periodistas organizan una serie de artículos en los que cuestionan cómo la hormiga se ha enriquecido a espaldas de la cigarra... e instan al público a opinar en sus encuestas telefónicas y on line, a través de una mañosa pregunta donde tienen qué escoger si son partidarios de la igualdad o de la discriminación, como la "egoísta e insensible hormiga".

Respondiendo a las encuestas de opinión, el Congreso se pronuncia por una Ley sobre la Igualdad Económica y una Ley Anti-discriminación.

Los impuestos a la hormiga son elevados notoriamente y por si fuera poco, se le asigna una altísima multa porque no se hizo cargo de la cigarra durante el invierno. La hormiga decepcionada, hace sus maletas y termina por irse a otro país, donde espera que su esfuerzo sea reconocido y pueda disfrutar libremente de los frutos de su trabajo... donde no se le juzgue ni se le castigue, cuando tenga éxito.

La antigua casa de la hormiga se convierte en albergue social para cigarras que esperan a que alguien llegue a donarles el alimento y los recursos para sobrevivir dignamente. Al Gobierno se le reprocha no poner los medios necesarios. Los partidos proponen una comisión de investigación pluripartidista, que costará millones de Euros.

Entretanto la cigarra muere de una sobredosis de holganza, comida y cerveza. Los medios de comunicación comentan el fracaso del Gobierno para corregir las desigualdades sociales y la injusticia económica..."
Es posible que esta versión cree división de opiniones y cada cual se alinee, como es lógico, con su vivencia más cercana: unos con la hormiga, identificándola con gente trabajadora, sacrificada y ahorradora. Habrá, incluso, quien extrapole la comparación a ciertos pueblos y naciones del Norte.

Otros empatizarán con la cigarra y su forma vitalista de  vivir la vida, asimilándola a pueblos y naciones del Sur, y calificarán a la hormiga  de explotadora, insolidaria con sus vecinos, egoísta y generadora de injustas desigualdades. 

Y no faltarán quienes lleguen más lejos, incluyendo a la hormiga entre las clases ricas y detentadoras de las grandes fortunas que causan la pobreza de las clases desfavorecidas...

Quizás ambas visiones tengan algo de verdad, o más bien todo sea una pura exageración y una desmesura, una fabulación hiperbólica para resaltar ciertas cualidades de la realidad social en la que vivimos, no tan ajena a la que tuvieron la cigarra y la  hormiga. Y quizás tampoco haya una sola moraleja.


8 de agosto de 2016

CUESTIONABLE DESTRUCCION DE LOS ORDENADORES DE BARCENAS

No sé cómo terminará el asunto de los ordenadores  de Bárcenas "destruidos" en la sede del PP. Ni siquiera sé si eran propiedad de Bárcenas ni cuántos eran. Tampoco sé lo que contenían como también ignoro el origen de su fortuna en Suiza. Me gustaría saber si hubo financiación irregular del PP, desde cuándo y por cuánto. Me gustaría saber también si hubo sobresueldos, quiénes fueron sus beneficiarios y  quién los autorizó. También me gustaría saber si los dineros de Bárcenas fueron amasados a costa del PP, y si eran sólo suyos o había una multipropiedad.  De momento no está mal para empezar a saber. Mientras tanto, las opiniones de nuestro colaborador José Tomás Cruz Varela nos van alertando de los problemas que se le presentan a Partido Popular y especialmente a Rajoy para su invdestidura.

================================


Son muchas las noches que los españoles, tras presenciar los telediarios de las distintas cadenas y soportar estoicamente las soporíferas tertulias de debate con su dosis de demagogia, nos acostamos con la desagradable duda sobre que nueva maldad ocurrirá al día siguiente, pero con un elevado porcentaje de los que opinan que nada cambiará. Tal comportamiento e incertidumbre, con independencia del trastorno socio-económico que está suponiendo para el futuro del país, a su vez provoca que los ciudadanos perciban la sensación, o quizá el convencimiento, de que se les está tomando por auténticos idiotas.

Lógicamente, todos los partidos defienden y persiguen sus propios objetivos, pero en nuestro caso sin resultados cuando España más lo necesita y con urgencia. Los pactos firmados hasta el momento no han servido para nada. Como prueba evidente del fracaso, véase el pomposo y ridículo acuerdo alcanzado firmado entre PSOE y Ciudadanos. Mientras avaricia y ambición marquen las pautas de comportamiento de las distintas formaciones, resultará harto difícil el superar esta desafortunada etapa que estamos padeciendo que solo está sirviendo para desprestigiar y deteriorar nuestra democracia parlamentaria. Es unánime el repudio que ocasiona la posibilidad de tener que acudir a unas terceras elecciones, si bien todos se enrocan en sus respectivas posiciones ni ceden lo más mínimo. La estrategia pasa por presentarse a los nuevos comicios sin el menor vestigio de culpabilidad y eso sí, culpando al resto de intransigencia. Concretando que el Sr. Rajoy no tiene quien le escriba ni tampoco amiguitos que jueguen con él en el recreo…¡¡Un desastre!!

El absurdo empeño cospedaliano de volcar sobre Bárcenas de toda la porquería existente en el PP, no pasa de ser un vulgar despropósito. En cualquier partido, la figura  del tesorero cuenta con la total confianza de sus superiores como empleado distinguido. Otra cuestión es que el citado Sr. Bárcenas , a nivel personal y presuntamente, se hubiese lucrado con parte de las donaciones empresariales recibidas que no se está juzgando en estos momentos.

Ahora, no es la oposición quien censura a la dirección del PP por haber ordenado el borrado de los discos duros y la destrucción de los dos ordenadores donde don Luis guardaba secreta información, sino la Juez , Rosa María Freire, del Juzgado de Instrucción num. 32 de Madrid, por impedir que la Justicia accediera a la contabilidad “B” que supuestamente guardaba el celoso tesorero, motivo por el cual, el PP tendrá que sentarse en el banquillo como persona jurídica.

La citada eliminación de pruebas por parte del partido en el Gobierno, según la mencionada magistrada, es considerada de extraordinaria gravedad, por presumirse que la información contenida en dichos discos podría ser muy relevante, y no solo en el procedimiento contra Bárcenas, sino para la investigación de la Audiencia Nacional sobre la caja "B" de los populares.

Si el Jefe de los Servicios Jurídicos del PP exigió al responsable informático que destruyera los  los ordenadores.. ¿Qué dirigente del partido dio la orden al asesor jurídico? Recordemos que cuando este feo asunto fue conocido por la opinión pública, los argumentos y disculpas por parte del Gobierno rozaron el ridículo. La propia Secretaria General, Cospedal García, declaró que "el reseteo de los discos cuando una persona abandona la empresa es el procedimiento ordinario". Toda una imbecilidad como la del "finiquito" de Bárcenas. Los máximos responsables de el PP, siempre se han negado a reconocer la eliminación de las pruebas, con lo cual, la sospecha de la doble contabilidad es mayor.

Es curiosa, o de gafe, la mala suerte de Rajoy en estos casos que siempre coinciden  con situaciones muy críticas como la comentada. Invariablemente aparece un "marrón" que lo complica todo y que en esta ocasión puede derivar en nefastas consecuencias para la compleja  investidura.

Desde siempre, la corrupción ha sido  martillo de herejes para el PP. Una maldición tan antigua que por mucho que se empecinen jamás serán capaces de sacudirse y de las que imprimen carácter. Es más, el propio Presidente en funciones así lo ha reconocido en múltiples apariciones públicas. Cuando Rajoy alude la necesaria regeneración, prácticamente no convence a nadie y en muchos casos mueve a la hilaridad, con el agravante de que raro es el día en que no aparece un nuevo caso en una Diputación, Ayuntamiento, Comunidad Autónoma o en cualquiera de los distintos organismo de la Administración Central.

Concretamente, a la sombra de este suceso, es Ciudadanos, con su líder Alberto Rivera a la cabeza, quien está mostrando mayor oposición, complicando a Rajoy ante una posible investidura, argumentando que mientras  en el PP no se materialice un verdadero y profundo saneamiento total del Gobierno, continuarán ejerciendo una oposición responsable.

El procesamiento del PP por el caso Bárcenas, puede complicar la formación de Gobierno que aprovechará Ciudadanos para continuar manteniéndose en la abstención, suponiendo que en el mencionado procesamiento no aparezca más información comprometedora, que ante la convocatoria de unos nuevos comicios, aprovechen todos los partidos para lanzarse sobre el partido conservador y cargarse esa segunda legislatura con la que tanto ha soñado y deseado don Mariano. Los populares cuentan con muchos recursos pero continúan apareciendo más escándalos, que de convertirse en evidencias, no habrá nada que hacer.  Si a la posible falta de honradez se le añade la ausencia de un liderazgo fuerte, la cosas se pondrá demasiado jodida para don Mariano....¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.

José -Tomás Cruz Varela

1 de agosto de 2016

ODIO, MANIPULACIONES Y CHALANEOS VARIOS

Afortunadamente, los españoles no hemos caído, de momento, en el lodazal que se han preparado los políticos y en el que bien se desenvuelven. Como dice nuestro colaborador,  los odios y desavenencias que entre sí se tienen no han calado en el pueblo soberano, y eso es positivo. En cambio, que se ocupen y preocupen de bobadas y se olviden de los problemas que a todos nos acucian constituye un asunto de difícil solución. Sombrío, pero acertado, el panorama que hoy nos presenta José Tomás Cruz Varela.
......................................................
 
ODIO, MANIPULACIONES Y CHALANEOS VARIOS
(De mi puño y tekla)


A Mariano Rajoy, lo que le ocupa, preocupa y amarga la existencia, es el tener que pasar a la historia como “Mariano el Breve”, caso de no conseguir una segunda legislatura como sus antecesores en el puesto. Algo logrado hasta por el más nefasto e incompetente ex presidente Rodríguez Zapatero (PSOE), al que acude a pedirle consejo Pablo Iglesias (Podemos), ya que sobre sus viajes a Venezuela, con independencia de hacer el ridículo, nadie sabe en que consisten ni para que sirven. No obstante, aún en el caso de que el presidente en funciones fuese investido a cualquier precio, vivirá amenazado y asustado temiendo que en cualquier momento le presentarán una “moción de censura”. Rajoy, si a alguien quiere, es así mismo y al poder, ignorando que quizá habría salido mejor parado presentando su dimisión tras las elecciones del 20-D.

Motivado por la inexperiencia de los nuevos partidos y unido a trapisondas, mentiras, compra de voluntades, nuevas elecciones, corrupción y chalaneos varios, se han perdido inútilmente siete meses por las inoperancia de nuestros eficaces políticos, que cegados por la ambición, viven empecinados en extrapolar y fomentar el odio que se profesan entre ellos a los ciudadanos. Algo que lógicamente no conseguirán dado que la sociedad ha madurado y ellos no, impidiéndoselo su propia avaricia, de donde se deduce que el bloqueo que padecemos obedece a su exclusivo orgullo e intransigencia.

Curiosamente, todos repudian públicamente la celebración de unas terceras elecciones generales esgrimiendo el bien de la Nación, pero ningún grupo aporta soluciones coherentes. El lanzamiento de propuestas contradictorias, no solo nada soluciona sino que promueve la celebración de terceras elecciones, con los consiguientes perjuicios, auspiciando el mayor de los ridículos ante la UE y el resto del mundo. En el PP siguen insistiendo en la necesidad de la regeneración y el pasado viernes 22 presentó la dimisión María Seguí, Directora General de la DGT, tras verse implicada en un nuevo escándalo de corrupción. ¿De que proyectos de limpieza y honradez nos está hablando el partido del Gobierno, cuando esta señora funcionaria le está adjudicando contratos a dedo a su marido? Sencillamente vergonzoso.

Afortunadamente,  mayoría de las españoles conviven manteniendo relaciones totalmente normales y cordiales sin entrar en consideraciones ideológicas ni cuestionar al partido que vota cada uno en los distintos procesos electorales. El profesar militancias de distinta orientación no impide que existan lazos de amistad, compartiendo todo tipo de actividades, siendo los políticos los encargados de sembrar cizaña y odio para descalificar a los simpatizantes de otros partidos, tratando de acercarlos a sus propias siglas. Estrategia favorecida y en permanente crecimiento por efecto de las redes sociales.

Constituye un descaro y de muy mal gusto la declaración por parte de un alto dirigente del partido Popular en torno a que los partidos están para servir a los ciudadanos. Tan tremenda memez no es de recibo dado que la sociedad está perfectamente informada a través de los distintos medios de comunicación y tiene criterio mas que suficiente para evaluar y juzgar los ocasionales y delictivos comportamientos de algunos de sus dirigentes. Todos hemos conocido a muchos políticos que debieron dimitir o ser dimitidos y no lo hicieron. Lo de servir al país, con todos los respetos, no pasa de ser una sandez inadmisible. Con declaraciones de este tenor, solo consiguen que crezca la merecida desafección de los ciudadanos hacia la clase política que alguien definió, cargado de razón, como "un mal necesario".

Sería muy triste que, al margen de tener que soportar unas posibles e indeseadas terceras elecciones generales,  el que a costa de lograr el poder, se efectúen concesiones a partidos cuyo único objetivo político es conseguir la fractura de España. A tenor de los inquietantes momentos que estamos pasado, resulta igualmente incomprensible el retraso sufrido en relación con la urgente necesidad de la formación de Gobierno. Nadie entiende, comparte ni justifica el comportamiento de nuestros políticos, poniendo en peligro, entre otros aspectos: la aprobación del techo de gasto, presupuestos, independencia judicial, regeneración real de la vida política, lucha contra la corrupción, pacto educativo, nuevo modelo energético, estado del bienestar y esencialmente todo lo relacionado con la sostenibilidad de las pensiones. Todos ellos serios problemas necesitados de urgentes reformas, en lugar de perder miserablemente el tiempo, dedicándonos  a debatir y averiguar a quien pertenecen los nombres y partidos de los 10 votos aparecidos a favor del PP, en la reciente votación a la Presidencia del Congreso...¡¡De pena!!

Atentamente.

José-Tomás Cruz Varela

25 de julio de 2016

De la "España invertebrada" a la "España ingobernable" (II de II)

La España ingobernable

Los resultados de las pasadas elecciones de 26-J (PP,137 Diputados; PSOE,85; Unidos Podemos, 71; C´s, 32, ERC, 9; CDC, 8; PNV, 5; Bildu, 2; CC, 1) indican una profunda divisón en la nación española,  lo que la convierte en una sociedad disociada.

En la entrada anterior, “De la España invertebrada” pudimos ver que Ortega y Gasset así la consideraba debido a la carencia de unos líderes competentes y de una masa social informada y responsable. Lo que el filósofo denunció hace casi cien años es lo que ha traído los resultados electorales de hoy, tan opuestos y enfrentados,  que nos conducen a una España ingobernable. El sabio pueblo soberano así lo ha decidido con sus votos. Si las “élites partidistas”  han sido culpables por alimentar disensiones, muchas veces irracionales, también lo ha sido el "pueblo" por haberlo asumido en las urnas. 


Quienes pensaron que tras el experimento  del 20-D, las aguas volverían a su cauce,  una vez manifestado su desfogue de indignación,  se han equivocado. La inestabilidad ha llegado para quedarse,  visto el resultado de la segunda ronda. Y  si no ponen remedio quienes medios tienen,  se asentará en la tercera.


Con la actual ley electoral, se han obtenido tales números que difícilmente proporcionarán una legislatura estable, más complicada aún que la investidura de un Presidente. No hay solución posible.  El PSOE se muestra incompatible con el PP y quiere ejercer de oposición para ser su alternativa. El PP no puede legislar ni gobernar con el “no” permanente del PSOE, porque intentarlo con los nacionalistas e independentistas le alejaría de su electorado y de Ciudadanos y,  sobre todo, de sus principios. Pero el PSOE tampoco puede formar mayorías con UNIDOS PODEMOS  sin el mismo auxilio interesado  de los independentistas. 


Los que dieron por bienvenido el fin del bipartidismo PSOE – PP hoy tendrán que sufrir  otro similar  formado por cuatro partidos agrupados en los dos bloques clásicos de derecha e izquierda que adolece de inoperancia y bloqueo. La izquierda socialdemócrata recela de un comunismo extemporáneo del siglo pasado y de un populismo en auge que juntos suman menos que la derecha insuficiente del desgastado PP con  el indefinido Ciudadanos.
 

Por otra parte, la dualidad izquierda – derecha que Ortega despreciaba nos trae un enfrentamiento estéril:
“Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral. Además, la persistencia de estos calificativos contribuye no poco a falsificar más aún la «realidad» del presente, ya falsa de por sí, porque se ha rizado el rizo de las experiencias políticas a que responden, como lo demuestra el hecho de que hoy las derechas prometen revoluciones y las izquierdas proponen tiranías”. (V parte del Prólogo  para franceses de “La rebelión de las masas”)


La situación de ingobernabilidad que se presenta en España ocurrió antes en Grecia e Italia, pero ambas han buscado solución. Cuando las fuerzas políticas muestran más debilidades que fortalezas e incompatibilidades que consensos, aparece la indeseable inestabilidad institucional. 


En Grecia introdujeron un cambio en su legislación electoral: un plus de 50 diputados más para el partido ganador, actualmente Syriza, próximo a PODEMOS (ver nota final). En Italia, el Parlamento ha aprobado recientemente la ley electoral conocida como Italicum, que garantiza  un 55% de los escaños a la lista que supere el 40% de los votos y premia con un 15% cuando se obtiene el 37% de los votos, y establece una segunda vuelta cuando no se llega. 


Cuando en otros países  se pretende evitar un bloqueo a la española, en España se busca el sistema proporcional más puro que evita que sepamos la noche de las votaciones quién gobernará sin apaños. El PP ha ganado las elecciónes pero no llega a la mayoría absoluta  de 176 ni con los de C´s, el partido más semejante,  aunque finalmente se abstengan. Por su parte, el PSOE ha manifestado tajantemente     que "Del sí del PSOE a ser alternativa se derivan los siguientes noes: no a la gran coalición, no a apoyar desde fuera un gobierno del PP y no a apoyar la investidura de Mariano Rajoy. De las tres opciones, el PSOE votará en contra".

Ni C´S ni PSOE parecen decididos a apoyar positivamente al PP, y están en su derecho a ser oposición; tampoco parecen decididos a abstenerse  y están en su derecho de votar lo que quieran. Si ambos votan negativamente, ni Rajoy será investido ni habrá Gobierno en España. Y ellos tampoco serán la oposición. Otro de los argumentos que aduce el portavoz socialista en el Congreso, A. Hernando, para votar en contra es  también acertado: “Si el PSOE cambia de opinión, perderá toda la credibilidad”, descartando unas terceras elecciones porque serían “un fracaso del sistema”   sin percatarse que el sistema es el fracaso. Parecen ignorar aquella expresión de Churchill cuando decía que "tragarse las propias palabras es una dieta equilibrada".

No cabe duda de que con estos mimbres no habrá cesto, pero habrá unas terceras y unas cuartas y otras más mientras no cambien. De las manifestaciones de los cuatro partidos implicados se deduce que ninguno de ellos quiere traicionar sus ideologías ni sus promesas  ni a sus votantes. Y demuestran coherencia ¿Acaso debería ceder el PSOE en beneficio del PP? ¿Y a la inversa, siendo el PP el mayoritario y ganador? Pero también demuestran egoísmo y prepotencia al no permitir que sea “el pueblo” a quien dicen servir quien corte de una vez el nudo gordiano que ata el actual sistema electoral. Pero ni hablan de ello ni tienen intención de cambiarlo.


Si no fuera porque es triste,  tendría su gracia: tantos años queriendo los españoles parecerse a los italianos,  y cuando lo consiguen, los italianos no quieren parecerse a los españoles, en la inestabilidad institucional postelectoral,  por supuesto.

_____________________________
Nota: Una vez ya escrito este artículo ha aparecido la siguiente noticia  "Grecia aprueba eliminar el bonus de 50 escaños al partido más votado" que conviene leer y analizar sus entresijos donde se ocultan intereses partidistas bajo una capa de moralina electoral.

18 de julio de 2016

De la "España invertebrada" a la "España ingobernable" (I de II)

 De la España invertebrada a...

Han pasado casi cien años desde que Ortega y Gasset escribiera su “España invertebrada” (1921), complementada posteriormente con “La rebelión de las masas” (1930). He seleccionado algunos párrafos de ambas obras  que,  mostrando la situación española de principios del siglo pasado,  tienen el mérito de haberse anticipado a la nuestros días, ayudándonos a comprenderla mejor.

Ortega y Gasset  pensaba, ya entonces, que España padecía  la grave enfermedad de “la inmoralidad pública”,  consistente en “la falta de justicia en Ios tribunales, la simonía en los empleos, el latrocinio en los negocios que dependen del Poder público”. Además se veía “agravada  por la prensa y el Parlamento  por dirigir la atención de los ciudadanos hacia esos delitos como a la causa de la progresiva descomposición”.  (España invertebrada, pag. 57).
Con sus palabras está metiendo el dedo en la herida producida por los corruptos en los distintos niveles de las Administraciones Públicas de entonces y de hoy. “Nihil novum sub sole”. Apunta, también algo que hoy se sigue repitiendo: la prensa (y cadenas televisivas) y el Parlamento (los políticos) están haciendo que los ciudadanos se fijen en los corruptos mientras se solapan otros temas de mejora urgente para la comunidad. Bankia nos ofrece un claro ejemplo de ello: mientras se habla al “pueblo” de las “Tarjetas Black” que suponen unos nada despreciables 15 millones de € y de sus codiciosos beneficiarios, se le oculta el paradero de los  supuestos 23.000 millones del agujero que costó su rescate.

Se aprovecha la ocasión para culpabilizar a los partidos en los que militaban los aprovechados de turno,  unas veces con razón y otras sin ella, para crear un ambiente enrarecido de porquería común a todos con el “y tú más”, buscando el resurgir de nuevos populismos manejados por expertos demagogos de izquierda y derecha, ávidos de revancha, con el retrovisor puesto en el bolchevismo y fascismo del siglo XX.
Creía  Ortega que:
“Peor que tener una enfermedad es ser una enfermedad. Que una sociedad sea inmoral, tenga o contenga inmoralidad, es grave; pero que una sociedad no sea una sociedad, es mucho más grave. Pues bien: éste es nuestro caso. La sociedad española se está disociando desde hace largo tiempo porque tiene infeccionada la raíz misma de la actividad socializadora.
El hecho primario social no es la mera reunión de unos cuantos hombres, sino la articulación que en ese ayuntamiento se produce inmediatamente. El hecho primario social es la organización en dirigidos y directores de un montón humano. Esto supone en unos cierta capacidad para dirigir; en otros cierta faciIidad íntima para dejarse dirigir. En suma, donde no hay una minoría que actúa sobre una masa colectiva, y una masa que sabe aceptar el influjo de una minoría, no hay sociedad, o se está muy cerca de que no la haya.” (España invertebrada, pag. 57)

La verdad es que hoy carecemos de una clase dirigente capaz de organizar la sociedad. Tanto los políticos gobernantes como los opositores ser funcionarios de sus partidos, y éstos no están abiertos a la sociedad. Ni siquiera entre ellos se seleccionan por primarias, quedando todo a la voluntad del jefe que normalmente se inclinará por los más dóciles. Ellos proponen sus preferidos  y la sociedad, la masa,  los vota,  positiva o negativamente, más por instinto de conservación e interés particular  que por conocimiento o bien general.
Y sentenciaba:
 “¿Cómo  va  a  haber  organización  en  la  política  española,  si  no  la  hay  ni  siquiera  en  las conversaciones? España se arrastra invertebrada, no ya en su política, sino, lo que es más hondo y sustantivo que la política, en la convivencia social misma”. (Citas tomadas de “España Invertebrada”, Cap. Imperio de las masas, pág. 57-59).
No tenemos nada más que analizar los debates habidos entre los políticos  para concluir  que no trabajan sobre coincidencias porque no las encuentran. Parece haber tantas Españas como interlocutores. Si todo es tan contradictorio, ¿de qué sociedad hablan y para qué sociedad dicen querer trabajar  si ni siquiera la conocen?
Al comienzo de la V parte del Prólogo  para franceses de “La rebelión de las masas”, avisaba de los enfrentamientos estériles entre los bloques de derecha e izquierda:
“Ni este volumen ni yo somos políticos. El asunto de que aquí se habla es previo a la política y pertenece a su subsuelo. Mi trabajo es oscura labor subterránea de minero. La misión del llamado «intelectual» es, en cierto modo, opuesta a la del político. La obra intelectual aspira, con frecuencia en vano, a aclarar un poco las cosas, mientras que la del político suele, por el contrario, consistir en confundirlas más de lo que estaban. Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral. Además, la persistencia de estos calificativos contribuye no poco a falsificar más aún la «realidad» del presente, ya falsa de por sí, porque se ha rizado el rizo de las experiencias políticas a que responden, como lo demuestra el hecho de que hoy las derechas prometen revoluciones y las izquierdas proponen tiranías”. (El subrayado es mío).
 
Los políticos que para diferenciarse  basan sus discursos en los dos  bloques referidos, deberían meditar en el texto anterior y comprobar de qué forma les afecta. No se puede comprender fácilmente que una sociedad compleja esté sometida a una simplicidad dual de blanco o negro, cuando los problemas no lo son.
En la parte VII del cap. XIV, ¿Quién manda en el mundo? de esta última obra nos dejaba una interesante reflexión sobre el sistema electoral:
“La salud de las democracias, cualquiera que sean su tipo y su grado, depende de un mísero detalle técnico: el procedimiento electoral. Todo lo demás es secundario. Si el régimen de comicios es acertado, si se ajusta a la realidad, todo va bien; si no, aunque el resto marche óptimamente, todo va mal…Sin el  apoyo de auténtico sufragio las instituciones democráticas están en el aire. En el aire están las palabras: «La República no era más que una palabra.» La expresión es de César. Ninguna magistratura gozaba de autoridad. Los generales de la izquierda y de la derecha -Mario y Sila- se insolentaban en vacuas dictaduras que no llevaban a nada”.
 Por los resultados habidos podemos deducir que nuestro sistema electoral ni favorece la formación de un  gobierno ni su estabiliadad,  de ahí la situación de bloqueo  a la que nos ha llevado.  ¡O no se han dado cuenta del problema nuestros políticos o lo conocen muy bien!
Hoy nos hemos aproximado a esa “España invertebrada”; el próximo día continuaremos con  “La España ingobernable”.

11 de julio de 2016

DECEPCIONANTE PODEMOS

Certero el análisis  que el colaborador José-Tomás Cruz Varela hace de la actuación preelectoral y postelectoral de Podemos tras comprobar el fiasco obtenido. Por supuesto que la responsabilidad no ha  sido de ninguno de sus doctos dirigentes ni del cerebral coaligado jefe Garzón, puesto que ellos han intentado vender todo lo mejor que tenían, humo y gestión municipal incluida, y el personal no lo ha querido ni regalado. 

Vistas así las cosas, el pueblo ha sido el responsable de que no haya salido un “Gobierno progresista y de cambio” que desaloje “al de la caspa y la casta”  por haber tenido “miedo”. Pero, ¿Cómo puede tener "miedo la gente” al “partido de la gente”? Necesitamos una urgente explicación,  que no llegará…

................................

DECEPCIONANTE PODEMOS
(De mi puño y tekla)

El sorprendente resultado obtenido en las últimas elecciones generales del 26-J por Unidos Podemos, ha supuesto tal descalabro que resulta muy difícil encontrar justificaciones a tenor de las expectativas que se habían creado, propiciadas en parte por los resultados de la mayoría de las encuestas de opinión realizadas y publicadas.

Tras el soberano fracaso y como suele suceder, ha desembocado en mutuos reproches y generando inevitables divisiones internas por la disparidad de criterios entre errejonianos y pablinos. Para el colectivo más afín a Iñigo Errejón, de pijo gentilicio, cuidado desaliño indumentario y número dos del partido, el presunto responsable de la debacle ha sido Pablo Iglesias con su cerrada defensa de pactar con los comunistas de Izquierda Unida, capitaneados por Alberto Garzón y presentarse en coalición a los comicios celebrados el pasado domingo día 26, propalando  a los cuatro vientos que tal pacto  supondría un indiscutible incremento en votos y escaños. Nada más lejos de la realidad al haber cosechando un gran fracaso y arrastrando a Podemos a perder su imagen de “transversalidad" que con tanto esfuerzo cultivaron y cuidaron los podemitas.

Al parecer, lo que más le ha dolido al rencoroso Iglesias es el tener que reconocer, aunque lo niegue, que tiempo atrás fue precisamente Errejón quien pronunció la críptica frase de que “los acuerdos que se hacen bien, multiplican, y los que se hacen mal incluso dividen”. En efecto, tal error le ha supuesto a Unidos Podemos la pérdida de 1,2 millones de votos con respecto al 20-D y con el agravante de no haberse conseguido ni un solo escaño más.

Por su parte, los pablinos, tratan de achacar el desastre al fallido diseño de campaña efectuado por Errejón. Los mensajes enviados a simpatizantes y militantes han sido demasiados y confusos, como la tan criticada ridiculez de vincular la campaña con el catálogo de Ikea sin la más mínima repercusión, errores resaltados por el eterno resentido, Juan Carlos Monedero, quien más que críticas utilizó burlas, aprovechando como siempre todas las oportunidades  para desprestigiar a Errejón con su mala baba. Nunca ha admitido su dimisión de la dirección del partido ni lo hará jamás, continuando con sus típicas descalificaciones, versión pobre del ocurrente y mordaz político del PSOE, Alfonso Guerra.

 Podemos, entre sus últimos despropósitos, ha desaprovechado los malos momentos por los que estaba pasando el PP a costa de los diversos casos de corrupción para incrementar su incipiente prestigio y popularidad esencialmente entre los jóvenes, que por circunstancias desconocidas tampoco han acudido a las urnas masivamente como se esperaba. Lo cierto es que una gran parte de la ciudadanía, influida por el clamor de los sondeos de opinión, estaba convencida de que el "sorpasso" al PSOE era incuestionable, e incluso, por parte de algunos (la figura del pelota existe en todos los partidos), se contemplaba la posibilidad de llevar a Pablo Iglesias a la Moncloa...

A tenor de los paupérrimos resultados obtenidos, con independencia de todas las disculpas y versiones que se puedan aportar, ha quedado palmariamente demostrado que en la formación nacida al rebufo de los indignados del 15-M, sus dirigentes, no están preparados para gobernar ni capacitados para gestionar las responsabilidades que conllevan ayuntamientos como los de  de Madrid y Barcelona por poner un ejemplo. siendo algo mucho mas complejo de lo que imaginaban.

En Podemos, han optado por evitar la autocrítica y continuar debatiendo sobre las posibles causas de la pérdida tan abultada de votos en seis meses. Algunos de sus dirigentes entre los que se encuentra Pablo Iglesias, contemplan la fantástica y peregrina idea de que "muchos de sus votantes tuvieron miedo a lo nuevo y se marcharon a la abstención por temor a que realmente gobernaran". Resulta un insulto a la inteligencia que se pueda alegar semejante despropósito, si bien matizan que continuaran buscando otros factores que pudiesen haber incidido en los indeseados resultados. ¡¡Menos mal!! , admitiendo el discutir sobre el viraje hacia la social democracia, vincularse a IU o el Brexit, pero eso sí, según Pablo Echenique, a la figura del candidato ¡¡ni tocarla!!, añadiendo el citado Secretario de Organización que nadie en Podemos considera que Iglesias pudiese representar un factor negativo, motivo por el cual no está previsto plantear dicha pregunta a la militancia.

Iglesias no solo defiende la coalición con IU sino que se debe "consolidar, fortalecer y ampliar" la candidatura de Unidos Podemos. Todo ello para incidir en que la alianza con IU no el origen dela pérdida de votos, sino todo lo contario, ya que estaba funcionando tan bien que hasta han tenido posibilidades de gobernar, razón por la cual muchos de sus simpatizantes se echaron atrás...Majadería que obviamente no comparten otros dirigentes entre los que se encuentra Errejón. Los jóvenes de podemos comparten muchas aspiraciones tendentes a lograr un cambio en España, pero no el vincularse a partidos comunistas-leninistas que son simplemente testimoniales en nuestro país.

Los ciudadanos esperaban mayor seriedad por parte de la formación emergente, pero de eso a afirmar que los votantes se marcharon por "miedo" a tener que gobernar, suena a mofa, befa y chascarrillo pobre. Vamos como si Iglesias se negara a ser presidente alegando que no está dispuesto a ponerse un traje, por decir algo...(aunque le quedaría como a un cristo unas pistolas)...¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.

José-Tomás Cruz Varela

4 de julio de 2016

Las elecciones del 26-J en Aranda de Duero. Aproximación y análisis de sus resultados.

Con los datos finales de las Elecciones Generales de 2011, 2015 y 2016 podremos intentar analizar sus resultados y acercarnos a la realidad de cada partido y su evolución en estos cinco años, en lso que unos han desaparecido y otros han nacido con fuerza para mantenerse.

En este primer estadillo se reflejan  los resultados absolutos y los porcentajes de cada partido en las tres últimas Elecciones Generales habidas en Aranda de Duero.
Fuente: Ministerio Interior. Elecciones.

AÑO.......... 2011 %
2015 %
2016 %
Censo 24.688
24.701
24.668

Nº Votantes 17.880 72,42
18.364 74,35
17.575 71,25
Abstención 6.808 27,58
6.337 25,65
7.093 28,75
Votos válidos 17.508 97,92
18.157 98,87
17.369 98,83
Votos nulos 372 2,08
207 1,13
206 1,17
Votos en blanco 345 1,97
174 0,96
109 0,64
V. Candidaturas 17.163 98,03
17.983 99,04
17.163 99,36
PP 8.682 49,59
6.306 34,73
6.959 40,07
PSOE 5.529 31,58
4.229 22,29
4.233 24,37
PODEMOS ---- ----
3.004 16,54
2.876 16,56
CIUDADANOS ---- ----
2.993 16,48
2.857 16,45
IU-Unidad Pop. 1.159 6,62
978 5,39
0 0,00
UPyD 1.2246,99
217 1,20
68 0,39
TC-PCAL 209 1,19
----- ----
--- ---
EQUO 157 0,90
----- ----
--- ---

En este segundo estadillo aparecen las diferencias en términos absolutos y porcentuales entre las Elecciones celebradas en 2011 y 2015, 2011 y 2016 y entre las de 2015 y 2016.



DIFERENCIA
AÑOS 
2015
-
2011
%
2016
-
2011
%
2016
-
2015
%
Censo13
- 20
-33

Nº Votantes4841,93
- 305- 1,17
- 789- 3,1
Abstención- 471- 1,93
2851,17
7563,1
Votos válidos6490,95
- 1390,91
- 788- 0,04
Votos nulos- 165- 0,95
- 166- 0,91
- 10,04
Votos en blanco-171-1,01
- 236- 1,33
- 65- 0,32
V. Candidaturas     820    1,01
     0,00   1,33
- 8200,32
PP- 2.376-14,86
- 1.723- 9,52
6535,34
PSOE- 1.300- 9,29
- 1.296- 7,21
42,08
PODEMOS3.00416,54
2.87616,56
- 1280,02
CIUDADANOS2.99316,48
2.85716,45
- 136- 0,03
IU-Unidad Pop.- 181- 1,23
- 1.159- 6,62
- 978- 5,39
UPyD- 1.007- 5,79
- 1.156- 6,60
- 149- 0,81




















OBSERVACIONES:

1.- Censo: La variación entre elecciones resulta irrelevante.
2.- La desviación del  número de votantes  es bastante significativa. Mientras que en 2015 aumentó en 484 votantes respecto de 2011, y en 2016 disminuyó en 305 respecto del mismo año,  en 2016 disminuye en 789 con relación a  2015.
3.- Consecuentemente la abstención disminuyó en 471 en 2015, aumentó en 285 en 2016 respecto a 2011, y en 756 si se tienen en cuenta los datos de la convocatoria anterior. Muchos arandinos decidieron quedarse en casa.
4.- Lo anterior repercutió en el número de votos válidos: aumentó en 2015 y disminuyó en 2016 respecto de 2011; pero el gran descenso se aprecia en 2016 respecto a 2015,  con 788 votos válidos menos.
5.- Curiosamente el voto nulo descendió, pero prácticamente se mantuvo en 2016 respecto a la convocatoria anterior.
6.- El voto en blanco disminuyó en 2015 y en 2016 respecto de 2011, pero muy poco en 2016 con la referencia de 2015.
7.- Como reflejo de todo lo anterior, el voto a las candidaturas  ofrece un dato singular: en 2015 aumenta en 820 y no lo varía en 2016 respecto de 2011; pero en 2016 experimenta esa caída de 820 respecto de seis meses antes.
En resumen: en 2016 votan a los partidos 820 personas menos que en 2015, y las mismas que en 2011.  Así es: en 2011 votaron a las candidaturas de los partidos 17.163 personas, y en 2016, las mismas exactamente, 17163. Para que luego digan que no existen las casualidades.

ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

 De acuerdo con los datos arriba expuestos, podemos deducir que:

1.- En 2016, el PP recupera algunos votos y un 5,34 %, pero dado el gran batacazo de 2015 aún sigue perdiendo más de 1.700 votos y un 9,5% respecto de 2011, y será difícil que los recupere si no cambia de políticas y de políticos. Esa ganancia no oculta la pérdida anterior ni sus causas.

2.- El PSOE mantiene en 2016 el mismo número de votos (es exigua la cantidad de cuatro). Unos 1.300 de sus votantes de 2011 volaron y no han vuelto.

3.- El bipartidismo PP-PSOE ha desparecido aunque aún conserven entre los dos un 64,5% de los votos.

4.-  Tanto PODEMOS como Ciudadanos  consiguieron un 16,5% en 2015, y aunque han perdido algo más de un centenar de votos cada  en 2016, conservan  el mismo porcentaje.

5.-  Los datos de la coalición IU y su unión con PODEMOS en UNIDOS PODEMOS nos ofrece otra lectura. IU-Unidad Popular aguantó el tirón de PODEMOS en 2015 perdiendo sólo 181 votos (1,23%) respecto de 2011 y conservando sus 978 votos de fieles, un 5,39 %.

En 2016 se ha presentado en coalición con PODEMOS y sus Confluencias y sus Mareas  y otros... La aritmética de este caso  nos dice que los 978 votos de 2015 de IU y los 3.004 de PODEMOS deberán haber sumado más de 4.000 con el efecto llamada  pero se han quedado en 2.876, con una disminución al menos de 1.100 votos.

6.- Todos han perdido votos  (1.391) menos el PP. Pero los recogidos por  los populares, 653, y los  4 por el PSOE no suman los perdidos, aunque con los 850 de votos menos a candidaturas, las cuentas se aproximan.

Si esa fuera la explicación, el PP habría recogido votos de todos los partidos  y de la abstención, y a ella hubieran acudido muchos de los de IU-Unidad Popular.